El cáncer de colon es un mal que afecta al aparato digestivo que afecta mayormente a la población adulta, entre los 50 a 70 años, que puede detectarse de manera rápida mediante un examen de heces anuales, informó el Seguro Social de Salud (EsSalud).

El jefe del Servicio de Gastroenterología del hospital Guillermo Almenara Irigoyen, Guillermo Otoya Moreno, señaló que, si el paciente sale positivo en el test fecal, se debe realizar una colonoscopía para detectar a tiempo lesiones malignas o premalignas del colon.

Asimismo, el especialista manifestó que es necesario tomar en cuenta los antecedentes familiares de cáncer digestivo, como la edad. La incidencia se incrementa a partir de los 40 años y se duplica el riesgo por cada década.

PREVENCIÓN

El médico gastroenterólogo de EsSalud explicó que es importante la prevención primaria en la que se brindan recomendaciones generales mientras que la prevención secundaria se basa en la detección temprana y el tratamiento oportuno.

FACTORES

Los factores contribuyen a la aparición del cáncer de colon son el sedentarismo, el sobrepeso, la falta de actividad, el tabaquismo, exceso de grasa animal y de sal, así como el consumo de carnes expuestas a fuego directo (parrillas).

Asimismo, las altas temperaturas producen más de una docena de diferentes compuestos químicos que pueden predisponer al desarrollo de tumores en el colon.

Otro factor es el consumo de productos envasados que tienen preservantes y adictivos químicos que, al ser parte de la dieta cotidiana, pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad y otros problemas.

La ingesta crónica de alcohol también es un factor de riesgo para la aparición de lesiones premalignas en el colon.

RECOMENDACIONES

En ese sentido, recomendó añadir a la dieta diaria vegetales como alcachofa, zapallo, rabanitos, puerros, brócoli, coliflor, repollo, acelga, espinaca y zanahoria; y realizar actividad física unos 150 minutos a la semana.

Igualmente, consumir nueces y cereales como maíz avena, arroz y centeno. El caroteno, las vitaminas A, C y E, el calcio, los folatos y los elementos como el zinc, hierro y selenio, presentes en mayor o menor magnitud en los alimentos mencionados tienen acciones protectoras en el intestino.

Asimismo, es recomendable el consumo de quesos magros, carnes de aves como el pollo sin piel, pescado como merluza, caballa, salmón, lenguado, carnes rojas magras solo 1 a 2 veces por semana y usar aceite vegetal (oliva girasol).

Cabe recordar que las personas consideradas de alto riesgo son también las que han tenido familiares menores de 50 años con diagnóstico de neoplasia de colon. Por ello, es recomendable realizar una colonoscopía a manera de prevención lo antes posible.

De acuerdo a las consultas realizadas, el Hospital Almenara atiende 5 casos por mes de esta patología, es decir 60 casos por año. (Extra).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *