Cada vez son más las personas que tienen una mascota en casa y se preocupan por mantenerlos saludables. En el caso de canes, especialistas del Ministerio de Salud (Minsa) recomiendan a los dueños no mantenerlos en la calle durante largas horas para evitar que contraigan la rabia a causa de la mordedura de otro perro con esa enfermedad.

De ocurrir esta situación, el coordinador nacional de Zoonosis del Minsa, José Luis Bustamante Navarro, recomienda observar las siguientes señales de alerta para reconocer si el engreído o engreída de cuatro patas presenta rabia:

Cambio de comportamiento. Si su mascota deja de ser cariñosa o juguetona y más bien empieza a esconderse porque le molesta la luz, existe la sospecha que tiene la enfermedad.

Presencia de agresividad. Si la mascota tiende a mostrarse agresiva, abre la boca como si fuera a cazar o hace como si se atragantara con algo, es señal de que tiene rabia. 

Busca lugares oscuros. Empieza a molestarle la luz y los ruidos, y por ese motivo tiende a buscar las zonas oscuras de la casa.

Conducta huidiza. Deja de ser cariñoso con sus dueños y se convierte en un animal huidizo, al punto que puede aprovechar cualquier oportunidad para escapar de casa.

Presenta salivación y tiene la mirada perdida.

¿Qué hacer?

Si la mascota alguno de estos signos de alarma y además no ha sido vacunada, es candidata segura a la rabia canina, precisa Bustamante Navarro. 

“Lo indicado es que la lleven inmediatamente a un consultorio veterinario para que la observen durante 10 días y se eviten contagios, tanto a otros perros como a personas”, explicó a la agencia Andina.

La rabia en las personas se adquiere a través de la mordedura de un perro con rabia. El virus ingresa al cuerpo y se traslada hasta el cerebro por el sistema nervioso para incubarse allí. 

Pero también puede trasmitirse por la saliva, porque 10 días antes de la sintomatología el virus infectivo ya se encuentra allí.

“Por eso es conveniente vacunar a los canes a partir de los tres meses de edad, y a partir de ese momento, cada año. El objetivo es evitar la rabia del animal para evitar la rabia humana”, precisó. 

Bustamante recordó que el Ministerio de Salud realiza campañas antirrábicas y que luego de dos años de pandemia desarrollará otra iniciativa similar entre el 20 y 21 de agosto en Lima y Callao. (Andina).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *