Los hogares peruanos están cambiando sus hábitos de consumo y alimentación. Según indica el informe de ‘Acción contra el Hambre ‘, en el mes de julio se registra un 93% de familias en Lima Metropolitana que se han preocupado por no tener suficientes alimentos por falta de dinero u otros recursos.

Esta situación ha generado que 3 de cada 10 familias, un integrante deje de comer un día en el mes de julio y 1 de cada 2 familias, un integrante sintió hambre pero no se alimentó por falta de dinero.

Por otro lado, la inseguridad alimentaria registró a 8 de cada 10 familias. En Lima Metropolitana el nivel de hambre ha aumentado en 1.7 veces a comparación del año 2020, cuando empezó la pandemia del Covid-19.

En esa misma línea, las familias peruanas han reducido las porciones de comida durante 4 días de la semana, de acuerdo con el informe. Además, en la mitad de los días de semana, los adultos han reducido su consumo de alimentos para que los más pequeños puedan alimentarse.

En ese sentido, se registra que un 90% de hogares los integrantes “han comido poca variedad de alimentos por falta de dinero”, mientras que en 82%, “han tenido que comer menos de lo usual o no han podido comer alimentos saludables”.

Se ha reducido el consumo de cereales, verduras, pollo, lácteos, frutas, carnes, huevos y grasas y se ha incrementado el consumo de menestras y pescados”, indica el estudio de Acción contra el Hambre. (La Razón).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *