Algunas veces solemos acusar a los varones que superan los 50 o 60 años de encontrarse malhumorados o renegones sin motivo aparente o causa que lo justifique, lo que provoca ciertos comentarios de las personas como ¡ya está viejo!, ¡no le hagan caso!, o ¡últimamente todo le molesta!, sin imaginar que podrían estar en el comienzo de ciertos cambios hormonales.


Y aunque usted no lo crea, el varón también tiene que atravesar por un “climaterio masculino”, llamado andropausia, similar al que afrontan las mujeres cuando llegan a la menopausia, pero, a diferencia de ellas, el hombre padece de otras alteraciones en su organismo que, por lo general, pasan desapercibidos o se confunden con otras patologías. 

¿Qué es la andropausia?

La andropausia es la declinación progresiva de los niveles de testosterona en el hombre como consecuencia del envejecimiento natural del ser humano y que se manifiesta, en la mayoría de los casos, a partir de los 70 años, indicó la doctora Elizabeth Salsavilca, jefa de Endocrinología del hospital Alberto Sabogal de EsSalud.

 “Este descenso de la producción de testosterona en el varón se conoce como andropausia y, por lo general, se da a partir de los 70 años. No es como en las mujeres que empieza antes. Sin embargo, en algunos hombres puede empezar aproximadamente a los 50 años, pero lo normal es que inicie más tarde”, señaló a la Agencia Andina.

¿Cuáles son los síntomas?

La doctora precisó que los hombres que se encuentran atravesando este periodo pueden presentar reducción de la masa muscular, cansancio o pérdida de energía, bajo deseo sexual, dificultad para alcanzar y mantener la erección, menor fuerza y volumen en la eyaculación y aumento de grasa a nivel del abdomen, entre otros.

En el aspecto emocional, suelen manifestar irritabilidad, nerviosismo, ansiedad, depresión, alteraciones en el sueño, dificultad para concentrarse y problemas de memoria, advirtió.

Todos estos síntomas descritos, dijo, no aparecen de la noche a la mañana, sino que se dan en forma paulatina y variable con el transcurrir del tiempo por lo que las personas lo atribuyen a la vejez, pasando desapercibidos estas señales.

¿Cómo saber si tiene andropausia?

Para determinar si el hombre se encuentra en un proceso de andropausia es necesaria la realización de una prueba sanguínea para evaluar la producción de los niveles de testosterona y de la hormona luteinizante (LH) encargada de estimular la producción de hormonas esteroideas en el testículo.

Generalmente, estas evaluaciones se solicitan en personas de 40 o 50 años que manifiestan sentir algunas molestias, lo que descartaría o confirmaría el adelanto del envejecimiento testicular o de alguna otra patología que necesitaría un tratamiento oportuno y guiado de parte de los especialistas, mencionó.

“Lo primero que se busca son causas orgánicas para determinar si es un problema relacionado a algún tumor, exceso de producción de otras hormonas como la prolactina o el cortisol que, cuando aumentan en el organismo, tiende a disminuir la LH o si es parte del envejecimiento natural del hombre”, acotó. 

¿Cuáles son los factores de riesgo que adelantaría la andropausia?

Entre los factores de riesgo que provocarían el adelanto de la andropausia se encuentra el consumo excesivo de alcohol, tabaco, drogas, afecciones de la tiroides, enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes, estrés y el uso de algunos medicamentos como los antiácidos.

“Se ha visto que ciertos fármacos pueden alterar la producción de testosterona o de LH. Por ejemplo, en pacientes que consumen mucho alcohol, tabaco y en las personas que toman demasiados antiácidos para la gastritis. Todo esto hace que disminuya esta hormona en el organismo”, puntualizó.

¿Cómo tratar la andropausia?

La endocrinóloga aclaró que el tratamiento para la andropausia dependerá de la edad del paciente, de las comorbilidades y de las molestias que presente ya que los medicamentos podrían conllevar a otras enfermedades como el cáncer de próstata o el crecimiento de las mamas.

Es por eso, insistió, que la evaluación y seguimiento del paciente debe ser supervisada continuamente tanto por el urólogo como el endocrinólogo a fin de establecer la dosis correcta de los fármacos puesto que solo deben ser administrados por un determinado tiempo.  

“Si observamos que son muy intensos los malestares, les produce demasiado desasosiego en su vida íntima y que no pueden llevar una vida normal, entonces allí es cuando se necesita medicarlos, pero siempre realizando un seguimiento al paciente porque el reemplazo hormonal implica ciertos riesgos que se tiene que evaluar”, declaró.

Andropausia versus Menopausia

El ciclo ovulatorio de la mujer se interrumpe, aproximadamente, a partir de los 45 años y es un proceso que indefectiblemente todas deben afrontar. En cambio, la andropausia en el hombre aparece alrededor de los 70 años, de forma paulatina y no existe la suspensión de la producción de testosterona, pero si hay una disminución de las hormonas masculinas en un 30 a 40 %, subrayó.

Este descenso hormonal en el varón recalcó empieza alrededor de los 50 años de manera muy lenta (casi 1 % anual) y con la ventaja de que no pierde la capacidad de procrear a diferencia de la mujer donde la menopausia es el inicio del término de su periodo fértil.

¿Cómo enfrentar la andropausia?

La clave para afrontar mejor este periodo natural en el hombre es establecer estilos de vida saludables, una adecuada alimentación, reducir o eliminar el consumo de alcohol y tabaco, hacer ejercicios y asistir regularmente a sus chequeos preventivos para detectar cualquier anomalía en el organismo. (Andina).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *