Javier León, Procurador General del Estado, anunció su renuncia al cargo luego que se presentaran cuestionamientos en su contra. En declaraciones a la prensa, indicó que nunca ha cometido ningún delito y que su salida se da debido a que las críticas han afectado a su familia.

He tomado la decisión de declinar del cargo, me da mucho pesar, esta es una institución nueva que no tiene mucha antigüedad y que merece todo el respaldo”, aseveró a la prensa este domingo.

“Es un tema familiar, lo he conversado y se está generando demasiado problema, mi interés es fortalecer el sistema para que el abogado que va a juicio tenga todas las herramientas”, añadió.

León Mancisidor había sido nombrado el último jueves seis de octubre en reemplazo de María Caruajulca en una resolución publicada en El Peruano.

Este domingo, El Comercio informó que León fue investigado por la fiscalía como parte de un presunto fraude para favorecer al narcotraficante Fernando Zevallos ‘Lunarejo’.

Con relación a este tema, León dijo que jamás ha cometido un acto ilícito y que su separación del Colegio de Abogados se dio debido a que este ente había tenido un “criterio distinto” al del Poder Judicial, institución que ha resolvió que no había violado la ley según aseguró.

“No he cometido ningún delito, no tengo nada que esconder, esto trae consigo un perjuicio hacia mí y mi familia. Quiero decirles que esto [la denuncia] trajo como consecuencia el hecho de que mi separación de Colegio de Abogados de Lima, pero hay que ver cómo fue”. (Correo).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *