El pleno del Congreso aprobó reconsiderar la primera votación de la reforma constitucional que, acortando el mandato presidencial y parlamentario, permite el adelanto de la convocatoria a nuevas elecciones generales.

La iniciativa obtuvo 78 votos a favor, 34 en contra y siete abstenciones. Ello implica que el tema pueda volver a ser debatido y votado.

La iniciativa fue sustentada por su autor, el presidente de la Comisión de Constitución, Hernando Guerra García, quien afirmó que lo que busca con ella es superar la situación de crisis social y política vigente. Descartó, en tal sentido, que adelantar los comicios generales para que se realicen este año permita incluir en la votación la convocatoria a una asamblea constituyente.

Desde el Bloque Magisterial, Germán Tacuri consideró que la opción correcta debería ser la de poner en debate los diversos proyectos de ley que se han presentado para que, en efecto, el adelanto de las elecciones generales se concrete este año y no en el próximo.

Darwin Espinoza, de Acción Popular, opinó por su parte que la reconsideración planteada sienta “un nefasto precedente”, al no haber sido consultada previamente a los integrantes de la Comisión de Constitución, donde se aprobó el dictamen sobre el tema. Consideró más práctico declarar la vacancia de la Presidencia de la República y de inmediato convocar a elecciones generales.

A su vez, Adriana Tudela, de Avanza País, expresó posición contraria a la propuesta, señalando que no debe darse espacio “al chantaje”. Dijo asimismo que la Comisión de Constitución no ha avanzado en la discusión de reformas importantes.

Desde Perú Libre, la congresista María Agüero cuestionó a los parlamentarios que desestiman de plano la posibilidad de consultar la convocatoria a una asamblea constituyente y dijo que ello implicaba desconocer la voluntad de un vasto sector de la ciudadanía. “La mayoría votó por un gobierno que planteaba una nueva Constitución”, dijo.

Debate previo

Previamente, la Representación Nacional rechazó, con 58 votos en contra, la cuestión de orden derivada de los planteamientos de las bancadas del Bloque Democrático y de Renovación Popular, para que se desestime la reconsideración de la primera votación sobre el adelanto de elecciones que Fuerza Popular, a través de Guerra García, había planteado.

En el primer caso, el autor del pedido, Paul Gutiérrez (BM) consideró que la reconsideración no debería proceder, toda vez que el resultado de la primera votación sobre el adelanto de elecciones se consignó en el acta de la sesión plenaria del 20 de diciembre pasado.

“No se pueden presentar reconsideraciones tras la aprobación del acta”, indicó el parlamentario, recordando que, en aquella ocasión, la Representación Nacional aprobó esta. En tal sentido, pidió que, en vez de interponer este recurso, se ponga a debate los demás proyectos de ley que también proponen que los comicios sean este año.

A su vez, la bancada de Renovación Popular planteó declarar “improcedente de plano” el pedido de reconsideración, por considerarlo extemporáneo y “contrario al reglamento del Congreso”.

En el oficio remitido a la mesa directiva del Parlamento por la mencionada agrupación sobre este tema, se indicaba también que, de dar pie a la reconsideración de la votación, tendría que reiniciarse todo el proceso de aprobación de la reforma tendiente a recortar el mandato presidencial y parlamentario. 

Tras la aprobación de la reconsideración, Guerra García presentó un texto sustitutorio en el que se establece que el mandato presidencial y congresal se recorta hasta este año, permitiendo así que se convoque a nuevos comicios. Este fue puesto en debate de inmediato. (Andina).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *