El presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo que Augusto Pinochet fue “un dictador, esencialmente antidemócrata” y que “su Gobierno mató, torturó, exilió e hizo desaparecer a quienes pensaban distinto”.

Las declaraciones se dieron luego de una polémica con el consejero constitucional ultraderechista Luis Silva, que defendió la gestión de Pinochet, lo calificó de “gran estadista” y pidió que “se haga una lectura ponderada de su Gobierno”.

Silva, militante del Partido Republicano de extrema derecha y primera mayoría nacional en las elecciones constituyentes del 7 de mayo, dijo en una entrevista que “no se deben simplificar o reducir, con toda la gravedad que tiene, los 17 años de dictadura, a las violaciones de los derechos humanos porque nos privamos de una comprensión equilibrada de nuestra historia”.

Gabriel Boric sobre Augusto Pinochet: “Cobarde hasta el final, hizo todo lo que estuvo a su alcance por evadir la justicia”

Tiempo después, Boric se refirió al exdictador a través de Twitter: “Fue también corrupto y ladrón. Cobarde hasta el final hizo todo lo que estuvo a su alcance por evadir la justicia. Estadista jamás”.

La portavoz del Gobierno, Camila Vallejo, también expresó su preocupación por este tipo de discursos e insistió en hacer “un ejercicio de memoria, reconocer lo que sucedió en nuestra historia, no negarlo, reparar, señalar la verdad y hacer justicia”. https://mdstrm.com/embed/6478cc69989b7708acafd19c?player=5ff34f13f89edc69bfe53d79 Las declaraciones de Silva abrieron una nueva polémica sobre el pasado reciente de Chile, un debate que no está cerrado en el país, y coincidieron con el anuncio de un grupo de diputados oficialistas de presentar un proyecto de ley que tipifica y sanciona el negacionismo de violaciones a los derechos humanos, incluso con penas de prisión de hasta 61 días.

El presidente Gabriel Boric ofrecerá su segunda cuenta pública ante el Parlamento

Boric se dirige a Chile por segunda vez en su mandato, y expondrá el balance de los 15 meses de administración. En el discurso abordó el problema de la delincuencia. “El combate a la delincuencia es nuestra primera prioridad”, señaló. “Hemos escuchado el mensaje fuerte y claro de la ciudadanía. No queremos una Constitución partisana, sino una Constitución incluyente que acoja el libre juego democrático, que promueva los acuerdos, que acelere las decisiones para no seguir postergando reformas que para la ciudadanía son urgentes”, expresó con respecto a la Constitución de 2023.

Por: Luis Guerrero

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *