• En la Biblioteca Nacional del Perú (BNP) encontramos libros, poemas, folletos e imágenes que recuerdan al pescador chorrillano prócer de nuestra independencia.

“Si mil vidas tuviera, gustoso las daría por mi patria”. Estas palabras llenas de verdadero amor por el Perú, se le atribuyen al pescador chorrillano José Silverio Olaya Balandra (1782-1823), prócer de nuestra independencia y a quien recordamos este 29 de junio, por cuanto se cumplen 200 años de su valiente inmolación.

Por esta razón, la Biblioteca Nacional del Perú (BNP), entidad adscrita al Ministerio de Cultura (Mincul), se suma a los homenajes en honor al también mártir, que representa el compromiso de los sectores populares a la causa de ser libres, protegiendo y conservando libros, poemas, folletos e imágenes que lo recuerdan.

Algunos de ellos son: “José Olaya: cuadro dramático en dos actos y en verso” (Eloy P. Buxó, 1878), “Morir por la patria: José Olaya” (Ismael Portal, 1899), “Emoción de la ausencia del pescador Olaya” (1944) y “El mártir pescador José Silverio Olaya y los pupilos del Real Felipe” (Luis Antonio Eguiguren, 1945).

También encontramos “José Olaya – poema” (Nicomedes Santa Cruz, 1962), “José Olaya: teatro didáctico, en un acto” (Edgardo Pérez Luna, 1972), “El sacrificio de Olaya” (Tomás Baca, 1979), “José Olaya” (Marcos Cueto Caballero y Víctor Mendivil, ilustrador, (1990), “El retrato de José Olaya: la obra disímil de José Gil de Castro” (Patricia Mondoñedo Murillo, 2002) y otros.

LUCHÓ POR LA INDEPENDENCIA

José Silverio Olaya Balandra, o simplemente José Olaya, nació en Chorrillos en 1782. Tuvo 11 hermanos, Pescador de profesión, se unió a la lucha por la independencia. Fue el enlace entre ejército patriota que estaba en dos frentes: el Real Felipe (Callao) y Lima. Por ese entonces, la capital estaba ocupada por los realistas.

Llevaba los mensajes (cartas) desde el Callao hasta Lima. Para no ser descubierto, lo hacía nadando por el mar de nuestro litoral. Sin embargo, fue descubierto, capturado, torturado y condenado a muerte.

Murió el 29 de junio de 1823. Fue fusilado en uno de los pasajes que rodean la Plaza Mayor de Lima, hoy conocido como Pasaje Olaya. Asimismo, es considerado patrono de los pescadores y su imagen está en el Muelle de Pescadores de Chorrillos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *