Preocupante. De acuerdo con la última encuesta de Ipsos-Inversión en la Infancia, un 76% de peruanos ha declarado que no ha recibido información de ninguna institución, centro comunitario o municipalidad sobre los riesgos que traerá el fenómeno de El Niño ni la manera de afrontarlos.

Son, aproximadamente, 18′461,000 habitantes de zonas urbanas y rurales sin información.

Además, un 85% ha reconocido que no se ha organizado para prevenir o responder a esta emergencia. Es decir, son más de 20 millones en situación de peligro. En tanto, hay un 21% que ha señalado que el mayor temor que se tiene respecto al evento climatológico es la falta de alimentos. Son 5 millones preocupados por este tema.

Javier Abugattás, expresidente del Ceplan y miembro del Grupo Impulsor Inversión en la Infancia, indicó que estas cifras “son un reflejo de una realidad que muchos notábamos”. Enfatizó que los daños que dejan los peligros no atendidos o los desastres muestran, claramente, que no hemos aprendido a prevenir.

“No está la costumbre de prevenir, ni en la sociedad peruana ni en su Estado. Por eso, sufrimos cosas que no deberíamos sufrir”, recalcó a Perú21. “No aprendemos. Ni como sociedad ni como Estado”, acotó. ¿Qué hacer? “Aunque sea, a nivel local, cada grupo, en su localidad, que se pregunte cuáles son los riesgos que identifico, con un croquis muy simple; ubicarlos y hacer algo para bajar el nivel de riesgo”, aseveró.

Lo ideal, sostuvo, es que el Estado esté presente. “Pero eso no está. Hay muchos sitios en los que los ciudadanos se están organizando. Lo primero es la actitud ciudadana local”, puntualizó. Recalcó, también, que nuestra infancia está muy desatendida. “Como en el otro caso —de prevención de riesgos—, acá tampoco reaccionamos. Hay daño evitable inminente. Por ejemplo, la enorme cantidad de niños que nacen con bajo peso”, expresó.

SABÍA QUE

  • Para Javier Abugattás, existen recursos para invertir, pero no somos capaces de usarlos.
  • Dijo que hay cosas que se ven venir, como El Niño, la violencia y estos infantes que se dañan por causa evitable. La gran pregunta es por qué no prevenimos. (Perú 21).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *