A fines de 2023, el gobierno regional (GORE) de La Libertad reveló que se registraban más de 300 homicidios solo en ese año. Sin embargo, lo que no informó es que no se había desembolsado el presupuesto relacionado con seguridad ciudadana.

Según datos de ComexPerú, que recoge información del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), dicho GORE contaba con un único proyecto relacionado con orden público y seguridad y no desembolsó ni un sol en el mismo. Es decir, la obra “Adquisición de vehículo y motocicleta; en 25 comisarías PNP de la III Macropol La Libertad para el servicio de patrullaje policial, implementadas y equipadas con tecnología y equipo policial táctico, distrito de Trujillo, provincia de Trujillo, departamento de La Libertad”, gastó 0% de los más de S/1.5 millones que se le había otorgado a esta partida.

El gerente general de este gobierno, Martín Namay, explicó que el proyecto incluye 40 patrulleros y 20 motocicletas con equipamiento para las tres provincias de este departamento. Detalló que el proceso de licitación se inició casi en el último trimestre de 2023, pero se declaró desierto.

“Todo esto proyecto requiere una inversión de más de S/9 millones. En este proceso se puso S/1.5 millones para el año fiscal 2023, y la diferencia se puso como previsión porque el área de contrataciones dijo que iba a llegar a poder certificar esos S/1.5 millones”, detalló.

En este momento, indicó, dicha área se encuentra en un proceso de reconformación para cerrar las evaluaciones de las ofertas que se presentaron en la licitación.

Asimismo, aclaró que las motocicletas ya llegaron, pero se encuentran en proceso de sacar las placas para entregarlas a la policía. No obstante, en el caso de los patrulleros aún están pendientes.

Más allá de este tema de seguridad, La Libertad también contaba en 2023 con presupuesto institucional de apertura (PIA) de alrededor de S/706.5 millones, y un presupuesto institucional modificado (PIM) de S/583 millones. Sobre este último, se gastó solo el 72.8%.

“Se hizo la modificación al presupuesto porque el gobierno regional tomó la decisión de financiar proyectos de inversión de gobiernos locales, así que destinó una parte a 26 proyectos de diferentes municipios, al destinar ese recurso, se convierte en reducción del PIM”, manifestó Namay y señaló que cuando ingresaron no encontraron las obras para gastar los recursos que tenían, y “los emblemáticos que había, fueron observados y se tuvo que hacer de nuevo los expedientes”.

DINERO ESTANCADO

Las cifras de ComexPerú también revelaron que el año pasado, entre los tres niveles de gobierno, no se gastó S/25,557 millones del presupuesto, de los cuales S/15,473 millones estaban destinados a la inversión pública.

Todo ese dinero pudo haber servido para construir 5,111 postas médicas. Un monto como este también hubiese servicio para contar con 21 hospitales nuevos de alta complejidad.

El dinero, precisó el gremio, sería suficiente para cubrir el 62% del costo de alcanzar las metas de cobertura de agua y saneamiento a 2026, o para cerrar el 7% de la brecha de infraestructura a 2038. (Perú 21).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *