El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Daniel Maurate, se encuentra envuelto en un lío judicial por la posesión de un hotel a medio construir ubicado en el distrito de Lince, informó “Cuarto Poder”.

Según el dominical, en el 2012 el titular del Minjusdh fundó la empresa inmobiliaria T&R con un capital de tan solo S/ 10 mil. Un año después Maurate nombró como gerente general a Ricardo Valderrama Medrano.

En el 2017 el ministro le dio legalmente poderes especiales a este personaje para que disponga del terreno donde empezaría a construir el hotel en la cuadra 19 de la avenida Petit Thouars, en la zona rosa de Lince.

Para septiembre del 2020 el proyecto del hotel estaba encaminado y Valderrama viajó a Huánuco para recibir un préstamo de 100 mil dólares de la empresa inmobiliaria Inversiones Tabata, hoy representada por el abogado Edinson Rabanal.

Se trató de un contrato mutuo y como garantía se entregaron dos departamentos de otro edificio de La Victoria que también le pertenece a Maurate y donde funciona su empresa. Los conflictos empezaron el 26 de marzo del 2021, cuando ambas partes firmaron un nuevo acuerdo de compraventa del hotel.

Según los documentos el acuerdo se hizo en la ciudad de Huánuco, en la notaría Espinoza, ubicada en la esquina de la Plaza de Armas. El monto por el cual el ahora ministro de justicia vendió el hotel a medio construir fue de 350 mil dólares.

El cheque tiene como fecha 29 de marzo del 2021 porque, según el abogado, ese fue el pedido de Ricardo Valderrama. Lo cobró en la agencia del banco Scotiabank en Lince. El dato extraño es que endosó el cheque a su cuenta personal.

Luego de la transacción, la empresa Inversiones Tabata tomó posesión del hotel a medio construir en Lince. Luego ocurrieron dos hechos: sacaron a Valderrama de T&R y este denunció que fue obligado –con amenazas- a firmar el contrato de compraventa.

De la ley a la fuerza

Pese a que la justicia citó en varias ocasiones a Ricardo Valderrama, nunca se presentó. Por esa razón la Fiscalía de Huánuco archivó el caso. Posteriormente, Daniel Maurate denunció que el 14 de junio del 2022 un grupo de matones contratados por la empresa Tabata ingresó a la fuerza al hotel.

Maurate también presentó dos medidas cautelares, firmadas por él mismo. La primera en noviembre del 2022 y la segunda en marzo de este año ante el Sétimo Juzgado Comercial de Lima. Su argumento es que la empresa nunca recibió los 350 mil dólares.

En abril de este año la suerte de Daniel Maurate llegó por partida doble. El día 13 de ese mes el juzgado comercial aprobó sus medidas cautelares y diez días después, el 23 de abril juramentó como nuevo ministro de Justicia.

El juez que falló a favor de Maurate es Juan Varillas Solano, quien es investigado por la Fiscalía tras ser denunciado penalmente por tres clubes de fútbol, a raíz de las presuntas irregularidades cometidas para conceder una medida cautelar acerca de los derechos de transmisión de la Liga 1 a favor de la Federación Peruana de Fútbol (FPF).

En tanto, la defensa de la empresa Tabata ha presentado una oposición a la medida y se niega a devolver el hotel de la zona rosa, mientras tanto los jóvenes que cuidan la obra paralizada han sido amenazados hasta hace muy pocas semanas. (El Comercio).

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *