Ante el encarecimiento del costo de vida, desde el Congreso buscan que la pensión mínima para los jubilados de la ONP esté a la par que la remuneración mínima vital (RMV).

La iniciativa, presentada por el congresista no agrupado Jaime Quito Sarmiento, se sustenta en la necesidad de dar una vejez digna a los peruanos al final de su carrera laboral y tras 20 años de aportes. Se establece un plazo máximo de tres años para ejecutar la nivelación.

Asimismo, fija una tasa de aportación permanente del empleador, la cual no afectará el pago que percibirá el trabajador ni su aporte previsional. En el caso de las mypes, el aporte de los empresarios no será mayor del 50% de la tasa de aporte general de los empleadores.

El texto de Quito Sarmiento revela que en los últimos Gobiernos no se ha cumplido con ascender la pensión mínima, a tal punto que el ajuste de S/85 —con el que se llegó a los S/500 actuales— dado en 2019 resulta insuficiente para atender las necesidades básicas de los pensionistas.

Recordó también que el Tribunal Constitucional (TC) dispuso desde el año antes de la pandemia que el Congreso y el Ejecutivo tienen que promover la subida progresiva en los diversos regímenes pensionarios, pero a la fecha se incurrió en desacato o rehusamiento a cumplir con el fallo.

La administración de Dina Boluarte prometió a mediados del año pasado subir a S/600 la pensión mínima en la ONP, e incluso aseguró que era una prioridad. Varias lunas después, no se materializa e incluso se ha condicionado el ajuste a la propuesta de reforma previsional que enviaron al Congreso.

Piden dialogar

El pasado 21 de febrero, centenares de bases sindicales del sector público y privado marcharon a nivel nacional exigiendo que el régimen de Boluarte cumpla con aumentar las pensiones y subir el sueldo mínimo, así como respetar el derecho a la negociación colectiva.

En enero último, Victorhugo Montoya, jefe de la ONP, dijo a este diario en enero último que en los recientes años el nivel de vida se ha perjudicado por la inflación, por lo cual es sensato “ir permanentemente poniéndose al día en el monto de las pensiones”.

Desde la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), acusa al Gobierno de oponerse al incremento de la RMV y las pensiones a pesar de la recesión, motivo por el cual “es inalcanzable costearse la canasta básica de consumo”. Dicha situación se agrava considerando los “ya precarios ingresos de trabajadores y pensionistas”.

Desde su llegada al Ministerio de Trabajo, el ministro Daniel Maurate ha optado por el silencio, pese al clamor popular. Maurate ha referido que aunque existe un compromiso para elevar la RMV, “es complicado”por la recesión económica.

“No ha habido (acercamiento a los trabajadores). Ahora el Ministerio de Trabajo está tomado por los empresarios en todas las direcciones y jefaturas”, manifestó para La República el secretario general de la CGTP, Gerónimo López.

Vale acotar que el frente obrero pide que el sueldo mínimo escale hasta los S/2.025, ya que los S/1.025 vigentes “han sufrido una devaluación enorme” —según Gustavo Minaya, secretario general adjunto de la CGTP—.

“Hoy no podemos ir directamente a los S/2.025, pero se requiere un ajuste progresivo que no debería bajar de S/200 anuales hacia el próximo quinquenio; y eso que este monto es una canasta de subsistencia. Con el sueldo de S/1.025 estamos por debajo de todos los umbrales”, subrayó Minaya. 

Por: Fernando Cuadros

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *