El alcalde de Lima, Rafael López Aliaga, ha gastado más en consultorías durante un año y medio de su gestión que lo que desembolsó Luis Castañeda Lossio en el mismo período. Según el Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (Seace), López Aliaga ha invertido más de 1.400.000 soles en consultorías durante el primer año y medio de su administración, con lo que ha superado notablemente a Castañeda Lossio, quien gastó aproximadamente S/358.965.28 en consultorías en 2015 y S/194.000.00 en la mitad de año del 2016.El contraste en las cifras es llamativo. López Aliaga, líder del partido Renovación Popular, prometió austeridad y eficiencia en el uso de los recursos municipales, pero las cifras revelan un gasto considerable en consultorías para supervisar obras y desarrollar proyectos de infraestructura en Lima.

Desglose del gasto en consultorías de RLA y Castañeda Lossio

El gasto en consultorías bajo la administración de López Aliaga abarca diversas áreas, con un enfoque predominante en la supervisión de obras. Según el Seace, algunas de las contrataciones de consultoría realizadas en 2023 incluyen lo sieguiente:

  • Supervisión de obras para vías de acceso peatonal en diversos distritos, tales como Carabayllo, Independencia y Rímac.
  • Creación de ciclovías en avenidas principales, como la av. Madre de Dios y la av. José Díaz.
  • Elaboración de expedientes técnicos para proyectos de ciclovías en otros distritos, como Comas y San Isidro.

El total de gasto en consultorías de López Aliaga en 2023 fue aproximadamente de S/966.913.19. En 2024, la cifra habría sido más de S/448.526,41, con inversiones en auditorías, estrategias para posibles litigios internacionales y supervisión de obras adicionales. Es decir, en un año y medio, RLA se gastó en consultorías aproximadamente S/1.415.439,6.

Por su parte, la gestión de Castañeda Lossio en el 2015 y 2016 gastó en consultorías aproximadamente S/552.965.28 por conceptos relacionados con la concesión de proyectos y la supervisión de infraestructuras. Entre las contrataciones de consultoría destacan las siguientes:

  • Supervisión de obras de infraestructura vial y elaboración de estudios para concesiones.
  • Contratación de consultorías técnicas para proyectos de corredores complementarios y servicios de limpieza pública.
  • Supervisión de obras en diferentes distritos de Lima.

 

Consultoría es obligatoria, pero tiene que haber resultados

Neftali Campos, asociado del Estudio Olaechea, explica que el gasto en consultorías para la supervisión de obras es obligatorio, según el reglamento de la Ley de Contrataciones con el Estado.

“Lo que dice la ley es que es obligatorio contratar al supervisor de una obra cuando el valor referencial de la obra es igual o mayor al que establece la ley del presupuesto del sector público. Por ejemplo, para este año se estableció en la ley de presupuesto que el valor correspondía a 4.300.000 soles. Es decir, cuando una obra pública tiene ese valor, la entidad debe contratar obligatoriamente la supervisión de la obra. Hay que entender el término consultoría, porque puede haber tipos de consultoría, de contrataciones de otros servicios, los cuales no corresponden a una consultoría de obra”, declaró el especialista a este medio. Campos señala que, si bien las consultorías figuran en el reglamento, estas deben estar relacionadas con la cantidad de obras públicas que, en este caso, la Municipalidad de Lima tiene en carpeta, y debería tener un fin con beneficio al ciudadano.

“La contratación de bienes, servicios, de servicios de consultoría de obra, o las propias ejecuciones de obras públicas, obedecen a una necesidad que tiene la entidad de requerir obras, de requerir servicios. Todo tiene que entrar en esta consonancia. Yo puedo reiteradamente tener servicios de consultoría de obra dependiendo de la gran cantidad de obras públicas que tenga”, explicó Neftali Campos.

Por: Camila Salinas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *