La Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU) prorrogó por un año más, es decir hasta el 14 de junio del 2025, la obligatoriedad de pintar estos vehículos de color amarillo, a fin de que la mayoría de taxistas independientes cumplan con lo establecido en el reglamento que regula el servicio.

Luego de esa fecha, los operadores que infrinjan la medida estarán cometiendo la infracción T-19 (incumplimiento de la identificación externa de unidad). Esta falta es considerada grave y tiene una multa de S/ 515. Además, se le suspenderá, como medida preventiva, la habilitación vehicular.

Asimismo, al conductor del taxi independiente se le impondrá la infracción T-27, por manejar la unidad sin que el vehículo cumpla con el color exigido por la norma, que se sanciona con una multa S/ 257.5.

La determinación del color amarillo para estos vehículos tiene por finalidad mejorar su identificación entre los usuarios y optimizar el servicio. Por lo tanto, esta medida contribuye a reducir la inseguridad en este servicio.

En el marco de sus funciones, la ATU continuará promoviendo la formalización del servicio de taxi con campañas como ‘Ponle primera, taxista’, que ha venido informando a los conductores sobre los beneficios a los que pueden acceder para el pintado de los vehículos o la utilización del forrado en vinilo o ‘car wrapping’ (material plastificado), que representa una alternativa más económica.

Finalmente, se recuerda a los conductores que la formalización se puede realizar de manera fácil y rápida a través de la plataforma virtual de trámites de la ATU. (ANDINA).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *