En un golpe contra la corrupción policial, la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) y la Fiscalía de Anticorrupción lograron la detención de dos policías y un ciudadano civil en Arequipa. Estos tres varones son acusados de solicitar coimas que oscilaban entre 2.000 y 3.000 soles a establecimientos públicos como discotecas, restaurantes, bares y locales nocturnos situados en el distrito de Cerro Colorado. Los implicados son el jefe de la comisaría Mariscal Castilla, mayor PNP Víctor Raúl Garaundo Ramos, el suboficial PNP Jean Franco Cornejo Vásquez y el civil Thomas Enrique Choque Medrano, bajo investigación por los delitos de concusión, cohecho pasivo propio en el ejercicio de la labor policial y asociación ilícita para delinquir.

Hallan S/57.000 en habitación y oficina de oficial PNP en Arequipa

La operación se inició en la madrugada de este martes 18 de junio, con detenciones y allanamientos en los distritos de Cerro Colorado y Paucarpata, que incluyeron tres arrestos y la inspección de seis inmuebles, entre ellos la comisaría, un local nocturno y cuatro domicilios. Durante el registro, en la habitación y la oficina del mayor PNP Garaundo Ramos, dentro de la referida comisaría, se incautó un total de 57.000 soles en sobres, mientras que en los otros inmuebles se encontraron 10.000 soles, supuestamente obtenidos a través del cobro de cupos.

Las acciones de allanamiento y las detenciones preliminares por 7 días fueron autorizadas por el Sexto Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Corrupción de Funcionarios de la jueza Janet Lastra, a solicitud del Cuarto Despacho de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios. Los detenidos fueron trasladados a las comisarías de Cerro Colorado, Santa Marta y Miraflores para continuar con las investigaciones.

Modus operandi: pedían coima a locales en Cerro Colorado de Arequipa

La pesquisa se originó tras una denuncia presentada en abril por un empresario de apellido Cornejo Luján, propietario de dos establecimientos de venta de zarza de senccas. En su denuncia, indicó que el comisario Garaundo había intervenido sus locales a pesar de contar con las autorizaciones correspondientes de la Municipalidad Distrital de Cerro Colorado.

Además, a través de Tomás Choque, se le solicitó una suma de 1.500 soles por cada local para “permitirle trabajar”. Tras una reunión con el mayor PNP Garaundo para entregar el dinero, se desvelaron más irregularidades, como el uso indebido de números de teléfono de los intervenidos de la comisaría por parte del suboficial Cornejo para comunicarse con los denunciantes por instrucción del comisario.

Por: Leonela Aquino   –  Claudia Beltrán

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *