El agua que consumen en los centros poblados de Palambla, Yumbe y Lacte, en el distrito de Canchaque, presentó un nivel altísimo de magnesio y arsénico, impidiendo que el poblador pueda acceder a este líquido vital.


Así lo determinó la Defensoría del Pueblo de la región del norte tras sostener una reunión con la Mesa Técnica Regional del Agua.


Se analizó 34 pruebas de orinas de los pobladores y se identificó que 30 de los participantes tienen arsénico en la sangre, donde los más afectados del grupo estudiado fueron los niños.


Estos datos fueron presentado en el Informe Técnico 006-2023-EIR-SUIPCROA-CENSOPAS/INS emitido por el Centro Nacional de Salud Ocupacional y Protección del Ambiente para la Salud.


El Reporte 063-2022/DSRSMH/430020138 de la Dirección Subregional de Salud Morropón – Huancabamba, además de reportar que el suministro de agua se encuentra en insalubres condiciones, aconsejó adquirir otra fuente de captación para instalarlos en las poblaciones mencionadas.


También sugirió mejorar la cloración del agua, con las medidas correspondientes para volverlo potable.


Según César Orrego, jefe de la Oficina de la Defensoría del Pueblo, la Gerencia Subregional Morropón – Huancabamba del gobierno piurano está gestionando la obra Mejoramiento y Ampliación del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de los centros poblados afectados con la finalidad de optimizar la calidad del líquido vital.


Además, la Procaduría de Derechos Humanos comprometió a la Municipalidad Distrital de Canchaque, en Piura, a seguir al pie de le letra las recomendaciones del Centro Nacional de Salud Ocupacional y Protección del Ambiente para la Salud.


Asimismo, instó en el desarrollo de un plan de contingencia que contenga acciones preventivas que certifique la calidad del agua potable y garantice su total alcance para todos los habitantes de los diversos centros poblados. (Expreso).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *