El Congreso no cesa en sus pretensiones de destituir a los magistrados de la Junta Nacional de Justicia (JNJ). Ayer, la bancada de Renovación Popular presentó una moción de orden del día para exigir la remoción de los miembros de esta institución.

Esta maniobra se debe a que la JNJ suspendió a la abogada Patricia Benavides del cargo de fiscal de la Nación por seis meses debido a que está investigada como presunta cabecilla de una organización criminal que jugó en pared con el Congreso para capturar el sistema judicial.

La moción, firmada por los congresistas Jorge Montoya y Alejandro Muñante, acusa a la Junta de haber tomado esa decisión teniendo conflictos de interés y sin respetar el debido proceso.

Los pedidos de inhibición

Para entender ese alegato, recordemos que el miércoles último la entonces titular del Ministerio Público asistió al pleno de la JNJ a responder por los chats de su exasesor Jaime Villanueva.

Benavides se retiró a los pocos minutos. Su excusa fue que tres miembros de la JNJ, Antonio de la Haza, Imelda Tumialán y María Zavala, debían inhibirse porque la Fiscalía de la Nación los investiga por patrocinio ilegal. La denuncia por patrocinio se sostiene en información de Willax TV y el diario Expreso. Ambos medios afirmaron que los miembros de la Junta presionaron a los jueces de la Corte Suprema para que se pronuncien en contra de la inhabilitación de la exfiscal Zoraida Ávalos.

Esa especulación fue desmentida por el propio presidente del Poder Judicial, Javier Arévalo, ante la Comisión de Justicia. Claramente dijo que no recibió presiones. Pero pese ello la Fiscalía de la Nación continuó con la investigación, y la fiscal Benavides la usó para pedir la inhibición de los consejeros Tumialán y De la Haza. También solicitó lo mismo contra los magistrados Inés Tello y Aldo Vásquez, quienes la investigan por obstaculizar una denuncia contra su hermana, la jueza Emma Benavides, y por haber sido condecorada por el alcalde de Lima, Rafael López Aliaga.

Argumentos recogidos

La moción de Renovación Popular hace referencia a ambos pedidos de inhibición para sostener que la JNJ tuvo conflictos de interés y vulneró su ley orgánica al suspender medio año a la extitular del Ministerio Público.

Muñante insiste con que esa decisión fue una “flagrante violación de la ley y la Constitución por parte de los miembros de la JNJ, que entre gallos y medianoche decidieron suspender de manera express y sin debido proceso”.

Similar discurso había expresado la exfiscal Benavides el jueves último ante la prensa.

La junta responde

La Junta respondió en su Twiter a estos cuestionamientos: “Todos los procedimientos disciplinarios que realiza la JNJ son predictibles, se rigen por la ley orgánica y el reglamento de procedimientos disciplinarios que son de conocimiento público, especialmente por quienes desempeñan las carreras fiscal y judicial. No hay proceso express”.

El lunes habrá Junta de Portavoces en el Congreso. En esa sesión se acordará cuándo el Pleno discutirá el pedido de Renovación Popular. Y no es lo único. También está pendiente deliberar la reconsideración del vocero de Fuerza Popular, Eduardo Castillo, quien solicita volver a votar la moción de su colega de Unidad y Diálogo Esdrás Medina, con la que se pretende abrir otra investigación sumaria.

Además de las dos mociones, está la de Patricia Chirinos, de Avanza País. Esa propuesta tiene un informe final listo, pero, debido a una acción de amparo interpuesta por la JNJ, el Poder Judicial ordenó suspender ese proceso hasta que se resuelva tal controversia.

En defensa de Benavides

Esta es la moción presentada ayer para exigir la remoción inmediata de los miembros de la JNJ. promotores. Renovación Popular busca remover a la JNJ.

Por: Diego Quispe Sánchez

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *