Tal como reveló La República, la presidenta Dina Boluarte registró un incremento de más del triple en la sección ‘Otros ingresos’ de sus declaraciones juradas presentadas ante la Contraloría General de la República (CGR) como parte de su balance patrimonial desde el 2021 hasta el 2023. Ello se descubrió luego de que se ponga en evidencia el famoso reloj Rolex de más de US$14.000 que ostenta la jefa de Estado en sus eventos protocolares.

Al respecto, La República conversó con el exprocurador anticorrupción Antonio Maldonado, quien afirmó que estos aumentos significan también un incremento en la percepción del delito vinculado a indicios por enriquecimiento ilícito. Es decir, si Boluarte no consigna todos sus bienes de valor (mayores a 2 UIT), predios arrendados, subarrendados o cedidos, aparte de intereses originados por colocación de capitales, regalías, rentas vitalicias, etc., perteneciente a dicha sección, se trataría de un desbalance patrimonial e indicio de corrupción.

Parámetros para medir delito de enriquecimiento ilícito

Maldonado sostuvo que existen parámetros de medición en la investigación del delito por enriquecimiento ilícito, es decir, un marco normativo referencial. Como parte de este criterio figuran las declaraciones juradas que presentan todos los funcionarios y servidores públicos del Estado, las declaraciones del impuesto a la renta y signos externos que constituyan riqueza. En el caso de la presidenta, se trata de sus declaraciones juradas de bienes y rentas, las cuales fueron 13 desde el 2021 hasta el 2023. Si bien es cierto que declaró como titular del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), así como titular de la Presidencia del Perú, son sueldos de S/30.000 y S/16.000 registrados. Maldonado refiere que los cargos no influyen mucho al momento de evaluar montos porque aplica a funcionarios en general.

La primera declaración jurada de Boluarte contempló S/160.415,060 en 2021, y al término del 2023, en solo dos años, declaró S/593.347,31 en ‘Otros ingresos’. Es decir, se registró el aumento de S/432.932,25 en dicho periodo de tiempo, más del triple del monto inicial.

¿Qué pena podría enfrentar Dina Boluarte?

De acuerdo a la legislación peruana y de confirmarse que la mandataria no declaró sus bienes tal y como lo precisa la resolución n.º 328-2015-CG de la Contraloría, ante el explosivo aumento, la jefa de Estado podría afrontar una pena no menor de cinco años de cárcel ni mayor de 10 por el delito de enriquecimiento ilícito. Asimismo, cabe la posibilidad de que enfrente una inhabilitación de la función pública, según el artículo 36 del Código Penal peruano.

El exprocurador anticorrupción detalló que, si bien los presidentes no pueden ser investigados durante el ejercicio de sus funciones, con Pedro Castillo se marcó un precedente y por ello las investigaciones contra los mandatarios pueden llegar hasta la fase intermedia. Por esa misma razón, la Fiscalía ha iniciado diligencias preliminares contra Boluarte en el marco de la adquisición por relojes Rolex. Se le atribuyen dos delitos: enriquecimiento ilícito y omisión de la consignación de la declaración en documentos. Maldonado sostuvo también que todos los funcionarios deben hacer una máxima rendición de cuentas porque de lo contrario deja un vacío de efecto en la prevención del delito. Consideró que la triplicación de los montos en las declaraciones juradas de Boluarte “no es normal por una simple cuestión de aritmética”.

Por: Deyna Cornejo

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *