En el marco de su viaje a China, la jefa de Estado, Dina Boluarte, sostuvo una reunión con el presidente de Cosco Shipping Corporation Limited, Wan Min.


En el encuentro reafirmó su promesa de comprometerse con la estabilidad jurídica, social y política que asegure un entorno propicio para las inversiones extranjeras en el Perú.


Durante este evento, la dignataria destacó las condiciones favorables que hacen del Perú un destino ideal para continuar expandiendo las relaciones comerciales en diversos sectores.


Además, resaltó el sólido respaldo a los compromisos pactados con la empresa desde 2021, sobre todo la construcción del megapuerto de Chancay, un proyecto emblemático que fortalecerá la posición del Perú como centro logístico en el Pacífico Sur.


“Tenemos un abanico de oportunidad para que puedan interesarse por otros tipos de proyecto y, de esa manera, seguir afianzando el trabajo bilateral de negocios”, señaló Dina Boluarte.


En anticipación a la inauguración programada para noviembre de este año, la presidenta resaltó la importancia de proyectos complementarios como la zona industrial de Ancón, que podrían albergar iniciativas de vanguardia como una planta de ensamblaje de vehículos eléctricos, promoviendo así la sostenibilidad ambiental con el uso de recursos locales como el cobre y el litio.


“Ojalá que allí se pueda instalar una planta de ensamblaje de vehículos eléctricos, en este interés tanto de Perú como China de cuidar el medio ambiente. En nuestro país tenemos cobre y litio”, añadió.


Dina Boluarte sobre megapuerto de Chancay
En otro momento, Wan Min expresó la confianza de Cosco Shipping en el potencial del megapuerto de Chancay para transformar significativamente el panorama económico del Perú y Sudamérica.


“Estamos convencidos de que el puerto se convertirá en un fuerte motor para el desarrollo económico del Perú y un modelo de cooperación económico comercial. Una vez que se concluya su construcción, Chancay se convertirá en el puerto más moderno e inteligente de Sudamérica”, agregó la jefa de Estado.


El proyecto no solo promete acortar tiempos de tránsito entre Asia y Sudamérica, sino que también se proyecta como un motor para la exportación agrícola regional, apuntalando así la posición estratégica del Perú en el comercio global.


Con esta reunión, la presidenta Dina Boluarte refuerza su estrategia de promover la inversión extranjera como motor del desarrollo nacional, destacando la cooperación bilateral con China como un pilar fundamental en su agenda económica.


Por Mónica Fierro

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *