El año pasado, tres millones 175,931 mayores de 15 años, de zonas urbanas, fueron víctimas de este tipo de delito, revela la Encuesta Nacional de Programas Presupuestales del INEI.


De acuerdo con el informe, la tasa de victimización por robo de celulares, carteras, vehículos, negocios, entre otros, alcanzó al 15% de los mayores de 15 años. En 2022, hubo dos millones 643,369 víctimas de este crimen.


El Perú ha retrocedido cuatro años en la lucha contra los robos, pues no se alcanzaba un porcentaje tan alto desde el 2019: 16.7% con tres millones 265,898 afectados.


Asimismo, la tasa de victimización, que mide la cantidad de personas que manifestaron haber sido víctimas de un delito por cada 100 habitantes, alcanzó también el 15%.


En Madre de Dios, el 22% de la población fue afectada por robo, lo que la convierte en la región con la tasa de victimización más alta del país. Le siguen Puno (20.9%), Junín (19.3%) y Tacna (18.8%).


En Lima Metropolitana, la prevalencia fue 17.1%, una cifra que coloca a la capital en el octavo lugar. Al ser la ciudad más habitada de todo el país, este porcentaje se traduce en casi 1.5 millones de víctimas.


Por otro lado, el tipo de robo más común fue el de celulares, carteras y dinero. A escala nacional, se registraron 12.1 víctimas de este delito por cada 100 habitantes, lo que equivale a más de 2.5 millones de personas. (Expreso).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *