Los congresistas se llevarán más de 48 millones de soles del Estado este año en conjunto, sin contar los viajes y gastos de sus despachos, según la información oficial del Poder Legislativo, considerando sus remuneraciones y otros ingresos extra que les da la entidad y hasta las tarjetas navideñas que, aunque todavía no se anuncian, se espera que sean como el año pasado.

Cada parlamentario recibe una remuneración mensual de 15.600 soles, aplicable a impuestos, por su labor: legislar, fiscalizar y representar a la población. Son 187.200 soles en bruto al año para cada congresista.

Además, como apoyo logístico a la semana de representación, cuando los legisladores deben ir a sus regiones, se llevan 2.800 soles cada mes. En un año suma 33.600 soles. No rinden cuentas del uso de este dinero más allá de un informe de actividades sin detalle.

Este monto es “para que el congresista mantenga comunicación con los ciudadanos y organizaciones sociales de la circunscripción electoral de su procedencia, con el objeto de conocer sus preocupaciones y necesidades”, según dice la Cartilla de Información Administrativa 2021-2026 del Parlamento.

Adicionalmente, cada legislador recibe por el concepto de función congresal 7.617.2 soles cada mes, que llegan a ser 91.406.4. soles. Tampoco rinden cuenta sobre su uso. Este dinero se da para “facilitar el desempeño de las funciones del congresista (…) la asignación económica que permita solventar gastos de alojamiento, alimentación, transporte, combustible, atención a sus representados o delegados, entre otros”, según la misma cartilla.

La entrega de dinero por función congresal fue decidida en 2008 por acuerdo de mesa directiva y votación en el Pleno. Entonces, la Mesa Directiva era integrada por el aprista Javier Velásquez, que presidía del Congreso; el fujimorista Alejandro Aguinaga, primer vicepresidente; Álvaro Gutiérrez, segundo vicepresidente y Fabiola Morales, tercera vicepresidenta.

Además, cada congresista recibe por gratificación 15.600 soles dos veces en el año, en los meses de julio y diciembre, es decir, 31.200 soles.

Tomando en cuenta estos beneficios, en diciembre cada congresista recibirá 41.617 soles.

Por compensación de tempos de servicio (CTS) les depositan otros 15.600 soles a cada uno de los 130 parlamentarios.

Bono y tarjeta

A estos beneficios, fue añadido el bono extraordinario de 9.900 soles, en cuestionada decisión de la actual Mesa Directiva, que encabeza el legislador Alejandro Soto, de Alianza para el Progreso (APP), en integran el fujimorista Arturo Alegría, el perulibrista Waldemar Cerrón y Rosselli Amuruz, de Avanza País. Alegaron la recesión económica y alza del costo de vida.

Ante las críticas, varios congresistas defienden este bono. José Cueto, de Renovación Popular, es uno de los más visibles.

En cambio, la parlamentaria Flor Pablo, sin bancada, devolvió el dinero. Le siguieron en ese gesto sus colegas Roberto Sánchez y Susel Paredes, de Cambio Democrático-Juntos por el Perú; y Alejandro Muñante, de Renovación Popular.

El año pasado tuvieron tarjeta navideña de 1.500 soles. Esta vez, es un asunto aún pendiente.

Con todos estos montos, en un año se acumula 370.406.4 soles por solo un congresista y más de 48 millones para los 130.

Por: David Pereda

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *