La empresa encargada del cobro de peajes Rutas de Lima arremetió contra el alcalde Rafael López Aliaga, luego de que este último alentara a los vecinos de Puente Piedra a presentar en masa recursos judiciales contra la concesionaria.

Para la compañía, vinculada a Odebrecht, es preocupante el cómo el burgomaestre incentivó a la sobrecarga del sistema judicial, buscando invalidar “un contrato de concesión actualmente en vigor”.

Asimismo, recalcaron que los mensajes emitidos por López Aliaga “son prueba fehaciente de la hostilidad permanente que se promueve” contra la organización, señalando que “harán todo lo que esté a su alcance, con tal de hacer prevalecer sus derechos”.

Vale recordar que cuando Rutas de Lima decidió acatar la orden judicial, cuyo mandato era el de clausurar todas las garitas ubicadas en Chillón, colocaron conos en las vías, impidiendo el acceso y generando alta congestión vehicular.

Por medio de los procuradores municipales, Carlos Cosavalente y Walter Pastor, presentaron la demanda contra la concesionaria por el presunto delito contra le fe pública en la modalidad de entorpecimiento al funcionamiento de servicios públicos.

“Pese a que el Poder Judicial dispuso el cierre de las garitas o unidades del peaje Chillón, Rutas de Lima S.A.C colocó conos en la vía pública que restringen el tránsito vehicular, situación que fácilmente es considerado por delito de entorpecimiento al funcionamiento de servicios públicos”, se leyó en el documento al que EXPRESO tuvo acceso.

Por: Fernando Tapia

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *